martes, julio 03, 2007

Esnifar

Verificador del NIF No, no se trata de lo que dice el Diccionario de la Real Academia Española (aspirar droga por la nariz). Se trata del cálculo, a lo bestia, de la dichosa letrita que ahora siempre acompaña al número del documento nacional español de identidad (DNI) y al número de identificación de extranjeros (NIE). El nombre viene dado porque en un principio la letra se introdujo a efectos fiscales, de ahí lo de llamarse NIF (número de identificación fiscal) el número del carné de identidad seguido muy de cerca por la letra. Las letras que pueden aparecer en el NIF y en el NIE no son cualesquiera de las que forman parte del alfabeto, sino 23 de ellas. Faltan (si alguna vez aparece alguna conllevaría la falsedad del documento que la contiene) las vocales I, O, U, y la consonante española Ñ. O sea, las 4 últimas letras de la palabra GUIÑO. Las letras tienen un orden que, aunque aleatorio en su forma original de obtención, no deja de ser un orden preestablecido y fijo. Se trata del siguiente: T, R, W, A, G, M, Y, F, P, D, X, B, N, J, Z, S, Q, V, H, L, C, K, E. A cada letra se le asigna un número, en el orden en que aparecen. El orden empieza con el cero y acaba con el 22, de tal modo que el cero corresponde a la letra T y el 22, a la letra E (de España). Veamos todos ellos:0-T; 1-R; 2-W; 3-A; 4-G; 5-M; 6-Y; 7-F; 8-P; 9-D; 10-X; 11-B; 12-N; 13-J; 14-Z; 15-S; 16-Q; 17-V; 18-H; 19-L; 20-C; 21-K y 22-E.
Ya conocemos las letras que se asignan al cero y a los números que van del 1 al 22, pero ¿y a los demás números? Pues bien, cuando se llega al número 23, se empieza otra vez desde el principio, por lo que se le asignará la letra T. Al nº 24, la letra R; al nº 25, la letra W; al 26, la A; y así sucesivamente. Es decir, que al superar el número 22, se le asigna la letra que corresponde al resto que queda de dividir el número en cuestión por 23. Por ello, todos los múltiplos exactos del 23 (23, 46, 69, 92...) llevarán la letra T (el resto es 0). Los múltiplos de 23 más uno (por ejemplo 47, 70...), llevarán la letra R (el resto es 1); los múltiplos más dos (por ejemplo 71, 94...), la W (el resto es 2)...
Ahora que ya se sabe el significado de la letra, su obtención mediante una calculadora (o a mano, si aún nos acordamos de realizar divisiones de esta manera), sin necesidad de ningún programa especial para tal efecto, es bien sencillo.
Veamos un ejemplo: DNI con número 89.235.668 (creo que no existe) y queremos saber su letra. Para ello, lo dividimos por 23 y nos da 3.879.811,65 como resultado. Para convertir las cifras decimales en un número entero (el resto de la división), las multiplicamos por 23: 0,65 x 23 = 14,95. El número que andábamos buscando es, por redondeo, el 15: 89.235.668 = (3.879.811 x 23) + 15. El 15 tiene asignado la letra S, como más arriba se ve. Por lo tanto el NIF es: 89235668-S.
Si este mismo cálculo lo hacemos con el siguiente número: 89.235.669/23 = 3.879.811,6956.
0,6956 x 23 = 15,99. Como vemos, la letra que corresponde es la asignada al número 16, la Q, que es la siguiente a la S en la ordenación más arriba indicada.
Ya solo nos falta acordarnos del orden en que van colocadas las letras. Para ello, la mejor manera es la de elaborarse una regla mnemotécnica. Cada cual puede hacerse la suya, la que mejor le ayude a recordar. A mí me va bien la siguiente frase: TRanquilo, WAtson, General Motor Y Francia PueDen, por(X) Bien. NaJa ZS. QVito, HoLanda, ChecoslovaKia, España.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal