viernes, abril 13, 2007

Pacientes búsquedas

ArcacilesHay algunos términos para los que para saber exactamente su significado por medio del diccionario de la Real Academia Española hay que armarse de bastante paciencia. Como ejemplo de lo dicho tenemos arcacil, cuya definición es alcací, por lo que tendremos que buscar el significado de este último término, si se da la circunstancia de que tampoco sabemos qué es. Pues bien, alcací o alcacil (así está la entrada en el DRAE) se define como alcaucil. Si se diera la circunstancia, nada improbable, de que tampoco conocemos el significado de alcaucil, tendríamos que realizar una nueva búsqueda. El diccionario nos dice que alcaucil, en su primera acepción, es alcachofa silvestre. Como es natural, no todo el mundo ha de saber qué es una alcachofa silvestre, y menos aún un, pongamos por ejemplo, extranjero que empieza a aprender nuestro idioma. En la definición de alcachofa es donde por fin nos enteramos de lo que es un arcacil, que es por donde empezamos la búsqueda. Se trata de una planta hortense de la familia de las Compuestas y con cabezuelas comestibles. ¡Por fin nos enteramos que lo que andábamos buscando es una hortaliza, o sea, una planta comestible cultivada en las huertas! ¿Qué trabajo costaba poner, además de alcací, “planta hortense comestible” en la definición de arcacil?
Pacientes búsquedas
Otro ejemplo es el del término etiquez, que se define como hetiquez. Hetiquez, a su vez, se define como hectiquez. Hectiquez se define como “estado morboso crónico, caracterizado por consunción y fiebre héctica”. Y fiebre héctica o hética se define como “la propia de las enfermedades consuntivas”. Con todo lo cual, y para el tiempo que hemos invertido en la búsqueda, no es que la cosa quede muy clara, que digamos.
Pacientes búsquedas

Otro ejemplo, más bonito y ejemplarizante que los anteriores, es el que a continuación se expone. Se trata de la búsqueda de la palabra (1)seceno, que nos remite a (2)dieciseiseno. Este último nos reenvía a (3)decimosexto, que está definido como el “que sigue inmediatamente en orden al o a lo (4)decimoquinto”. Decimoquinto es el “que sigue inmediatamente en orden al o a lo (5)decimocuarto y éste, a su vez, y para variar, se define como el “que sigue inmediatamente en orden al o a lo (6)decimotercio”. Una vez llegados a este punto, lo más probable es que se nos haya olvidado lo que andábamos buscando. Pero, en fin, una vez realizado todo este esfuerzo, y por la pena que nos da el que haya sido baldío si no llegamos al final, es por lo que “ponemos pies en pared” y continuamos. La búsqueda la dejamos en decimotercio y “como de perdidos, al río”, deberemos seguir por aquí. Como no podía ser de otra forma, decimotercio se define como el “que sigue inmediatamente en orden al o a lo (7)duodécimo”. En este punto ya “estamos hasta el gorro”, pero hay que terminar. De duodécimo se dice... ¡sí, eso, que sigue al..!, ¿cómo lo adivinaste? Pero hay que seguir leyendo, pues es en su segunda acepción donde por fin nos aclaran un poco las cosas. Allí nos dicen que es un adjetivo usado también como sustantivo y que es como se nombra a cada una de las doce partes iguales en que se divide un todo. Ahora, desandando el camino recorrido, hasta llegar a decimosexto, podremos llegar a saber qué significa seceno, que es por lo que iniciamos esta pacienzuda búsqueda.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal